Errenteria volverá a poner en valor al colectivo artesano, que “apuesta por la creatividad”

cartel_2

La Feria de Artesanía del País Vasco de Errenteria está a punto de alcanzar la que será su XXXVII edición. Se celebrará del jueves 30 de abril al domingo 3 de mayo. Como cada año, el lugar en que se desarrollará este interesante evento cultural será la sala polivalente Jose Luis Caso Aretoa, en el Centro Cultural Merkatuzar de la localidad.

Organizada por Ereintza Elkartea, con la colaboración de Artiola Artisautzaren Gunea, La Feria de Artesanía contará en esta nueva edición con una variada y amplia participación de talleres artesanales procedentes de toda Euskal Herria. El horario para visitar la Feria será de 11.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 20.30. No obstante, el primer día, el jueves, el horario será solo de tarde.

Este año serán en total 44 los talleres que expondrán sus productos. Mayoritariamente acudirán profesionales de Gipuzkoa, siendo los demás de Bizkaia, Araba, Nafarroa, Ipar Euskal Herria y del resto del Estado.

«La Feria de Errenteria, tanto por su antigüedad como por su organización, se sitúa por derecho propio dentro del circuito de las ferias de artesanía más importantes del país. Es por tanto un buen escaparate para que los talleres participantes realicen ventas directas con el público asistente, además de los contactos que se puedan realizar para futuras ventas o relaciones comerciales», se ha subrayado desde la organización.

 

CREATIVIDAD

En este sentido, no hay que olvidar que «la artesanía es también una forma de vida», y que «el colectivo artesano apuesta por un modelo basado en la creatividad, mediante la intervención manual y el conocimiento técnico en la fabricación de sus múltiples y variados productos».

Como es habitual, se podrán ver y adquirir productos exclusivos realizados de modo artesanal. Productos que, «sin intermediarios, van directamente de las manos del productor al comprador y que, mediante su relación directa, pueden ser personalizados al gusto del cliente», se ha recordado.

Se trata, tal y como se ha apuntado desde la asociación Ereintza, de «un producto autóctono y de calidad con el que el comprador está, además, apoyando a un sector profesional vasco, que apuesta por el mantenimiento de una actividad identificada con los valores del país».

 

ELABORACIÓN ANTE EL PÚBLICO

Los 44 talleres participantes este año trabajan muy diversos materiales: barro (4 expositores), madera (9), hierro y metal (7), vidrio (5), textil (6), papel y cartón (4), cuero (3), artesanías varias (6).

Esta cita cultural, que cada año atrae a miles de personas, tendrá también este 2015 el mismo aliciente extra que es habitual en cada edición. No en vano, la primera exigencia de la organización para los profesionales participantes en la Feria es que deben, además de exponer sus productos, participar en la elaboración de los mismos de cara al público.

Así,  podrá contemplarse “in situ” el proceso de elaboración y ejecución de los diferentes trabajos. «Sin duda, este aspecto es el que más curiosidad produce entre el público, sobre todo, el más joven», considera Ereintza.

 




No hay comentarios

Añadir más

Deja un comentario