“Muchas chicas interpretan control y celos como amor”

HAY SALIDA A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

HAY SALIDA A LA VIOLENCIA DE GÉNEROIANIRE ESTÉBANEZ ES PSICÓLOGA ESPECIALISTA EN VIOLENCIA DE GÉNERO. “MI NOVIO ME CONTROLA… LO NORMAL” SE DIRIGE A CHICAS CONFUNDIDAS POR EL AMOR QUE QUIEREN DESCONFUNDIRSE.

 

POR EVA DOMINGO

Circunstancias de última hora impidieron a la psicóloga Ianire Estébanez participar en los Encuentros sobre “Impactos de los diversos fundamentalismos políticos, económicos, religiosos y culturales en los derechos sexuales y reproductivos”, organizados en noviembre en Donostia por Medicusmundi Gipuzkoa. Pero HIRIAN tuvo ocasión de entrevistarla.

 

TRABAJA USTED EN TORNO AL SEXISMO Y LA VIOLENCIA MACHISTA EN LA JUVENTUD. LAS PERSONAS ADULTAS DEBEMOS ESTAR HACIENDO LAS COSAS MAL PARA QUE SIGA HABIENDO CHICOS JÓVENES QUE INTENTAN EJERCER DOMINACIÓN SOBRE SUS PAREJAS Y CHICAS JÓVENES QUE CONSIENTEN SER TRATADAS DE ESA MANERA. 

Creo, personalmente, que en los últimos años hemos tenido una sensación de aparente igualdad formal entre hombres y mujeres, que no ha llegado a cambiar del todo las ideas, creencias, y mensajes culturales que tienen que ver con las relaciones de pareja o el amor. Las y los jóvenes aprenden y buscan modelos, no sólo entre las personas cercanas, sino también (o incluso diría sobre todo) en los medios audiovisuales. Y estos mensajes audiovisuales no han cambiado apenas, sino que el sexismo y la desigualdad son patentes en ellos. Tenemos mucho que cambiar aún en esta cultura que asocia dominación o celos con amor.

 

SU BLOG, “MI NOVIO ME CONTROLA… LO NORMAL”, SE DIRIGE A CHICAS CONFUNDIDAS POR EL AMOR QUE DESEAN DESCONFUNDIRSE. DICE USTED QUE, EN MUCHOS CASOS, EL PROBLEMA NO ES LA PAREJA EN SÍ, SINO EL CONCEPTO DE AMOR QUE TIENEN ESAS CHICAS. ¿CUÁL ES? ¿TIENE QUE VER CON EL AMOR ROMÁNTICO DE LAS PRINCESAS DE LOS CUENTOS?

El concepto o el modelo de amor romántico es aquel que habla de la magia del amor, de que el amor lo puede todo, de que cualquier sacrificio es poco por alguien a quien se ama… De que el amor exige sufrimiento, y de que alguien que te trata mal puede quererte “en el fondo”. Todas esas ideas están muy asociadas a un mito, que es la necesidad de tener pareja, que está socializada especialmente en las chicas. Desde niñas nos envían la idea de conseguir al príncipe azul (o de cualquier color); que haya al menos alguien que nos reconozca, que nos dé valor, que nos quiera. Como si no tener una pareja conllevara valer menos, o que falte algo. Existen múltiples mensajes no solo en los cuentos, sino también en las películas o los libros, que asocian la idea de que el amor puede con todo y no hay conflicto que no se pueda superar, o incluso que edulcoran ciertos aspectos de violencia con muestras de amor. Pero también múltiples mensajes que envían la idea de que el objetivo de las mujeres es conseguir pareja (y después formar una familia), o se sentirán desdichadas toda la vida

 

SE ENCUENTRA A MUCHAS CHICAS EMPACHADAS DE AMOR…

Empachadas de amor, porque están centradas en que alguien las quiera, las reconozca, les diga que gustan… y no perciben la necesidad de gustarse, quererse, cuidarse a sí mismas. La adolescencia es un periodo de búsqueda de identidad que las chicas, especialmente, viven centradas en el amor, en tener pareja o en olvidar cosas de su mundo individual y personal y relegarlas, por estar con esa persona. No olvidemos los mensajes que se envían en las revistas juveniles y portales de internet destinados a las chicas jóvenes: «Consigue que tu chico te quiera, aprende las posturas sexuales que más “le” gustan, haz que se vuelva loco por ti…». Todo es él, él, él… Y en ese bombardeo, en muchas ocasiones se olvidan del yo.

 

USTED LES ADVIERTE DE QUE LOS NOVIOS CELOSOS Y CONTROLADORES REALMENTE NO LAS QUIEREN. PORQUE CONTROLAR NO ES AMAR. 

El control se está normalizando en nuestras vidas tecnológicas a un ritmo vertiginoso. Saber a qué hora se ha conectado por última vez, si ha recibido un mensaje o no, estar vigilando sus comentarios… son comportamientos que cada vez vivimos más, y no solo las jóvenes, en nuestros entornos cotidianos. Pero lo que estamos encontrando es que las chicas tienden a confundir estos comportamientos controladores como muestras de amor, a interpretarlos como algo positivo, síntoma de lo que las necesita su pareja, y no a ponerles la carga de dominación que conllevan como para protegerse activamente de ellos. Las nuevas tecnologías también están facilitando mucho los celos, pero si tenemos en cuenta que un 80% de las chicas jóvenes considera los celos una muestra de amor, tenemos los ingredientes para conseguir un ciclo explosivo (y a veces tóxico) en la cabeza de una adolescente: centrada  en un “él” que la quiera, que responde con celos y control, y ella interpreta como amor, lo que la llevará a centrarse aún más en él. Creo que es cada vez más importante identificar buenos amores, identificar buenos comportamientos, pero yo más que advertir o enviar consejos o lecciones, pretendo que puedan salir de ese ciclo de confusión y comiencen a preguntarse «¿qué quiero yo?, ¿me compensan estos celos?, ¿lo paso bien así?, ¿me satisface esta situación?».

 

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS PUEDEN UTILIZARSE COMO ARMA DE CONTROL SOBRE LA PAREJA. EL WHATSAPP ESTÁ HACIENDO ESTRAGOS. AUNQUE, EL PROBLEMA NO SON LAS TECNOLOGÍAS, CLARO… 

He leído muchos titulares que identifican la aplicación como una rompedora de parejas. «¡Atención internautas, whatsapp rompe parejas!».

Creo que nada más lejos de la realidad. Whatsapp es una aplicación, no tiene intencionalidad, no hace interpretaciones falsas, no se deja llevar por los celos, ni ve fantasmas que no existen, es simplemente una aplicación. Identifica elementos que de otro modo quizá no conoceríamos: la última conexión, si ha llegado un mensaje o no… Pero, ¿puede la tecnología ser la culpable de lo que hacemos con ella? Detrás de un aparato móvil, y una app o red social, lo que hay son personas, lo que se reproduce son concepciones de la pareja o del amor.

 

JÓVENES DISPUESTAS A RENUNCIAR A SALIR CON SUS AMIGAS, A CONTENTAR A SUS NOVIOS CAMBIANDO SU FORMA DE VESTIR O DE ACTUAR, A RENUNCIAR A SUS PROYECTOS… TODO, CON TAL DE QUE ELLOS LAS “QUIERAN”. ¿QUÉ HERRAMIENTAS DEBEMOS DAR A ESTAS CHICAS Y TAMBIÉN A LOS CHICOS EN CASA Y EN LA ESCUELA PARA QUE INTERIORICEN LO QUE ES UNA RELACIÓN SALUDABLE DE PAREJA Y LA PRACTIQUEN? 

Como sociedad, hemos de generalizar y sensibilizar sobre formas de amar que no supongan pérdidas o cárceles, en la idea de la libertad propia de la pareja, de que es posible mantener una relación interdependiente, en el buen trato y en la diversidad sexual. No existe una única forma de amar, por mucho que el cine nos haya hecho tragar esos mensajes únicos y trágicos. Pero, para ello, debemos cambiar bastante la historia o el guión que contamos sobre el amor.

 

SE TIENDE A VICTIMIZAR A LAS CHICAS QUE SUFREN SITUACIONES DE VIOLENCIA PSICOLÓGICA E INCLUSO FÍSICA, EN ESTE CASO EN EL NOVIAZGO. ¿SERÍA MEJOR AYUDARLAS A EMPODERARSE? 

Completamente de acuerdo. Nadie quiere sentirse víctima; sentirse víctima te envía la sensación de que no puedes hacer nada por salir de ese papel, no te da capacidad de acción, y tenemos que fomentar ese empoderamiento. Si fomentamos empezar a controlar nuestras vidas desde jóvenes, sentirnos protagonistas de nuestras propias películas, y no relegar nuestro bienestar o cuidado por nadie, también nos empoderamos y nos acostumbramos a tomar decisiones y elegir nuestros caminos. Creo que ésa es la salida. Sobreproteger, enviar consejos o decidir sobre ellas es algo bastante adulto que no siempre va a obtener resultados positivos. Mejor permitir empoderarnos, individual y colectivamente, para no dejar de estar, de vivir, de decidir y de alzar nuestras voces.




No hay comentarios

Añadir más

Deja un comentario