“Cuidarse ayuda a la mujer a mejorar su autoestima”

Pepa

Pepa BojóPEPA BOJÓ ES PSICÓLOGA, Y EXPERTA EN GÉNERO Y EN EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES

POR EVA DOMINGO

El próximo curso 2013-14 se pondrá en marcha en Pasaia una escuela de empoderamiento para mujeres. La psicóloga Pepa Bojó lleva tiempo impartiendo tanto en éste como en otros municipios guipuzcoanos diversos talleres, entre otros, de autoestima.

 

TENGO LA PERCEPCIÓN DE QUE ES BASTANTE HABITUAL QUE LA MUJER COJEE EN AUTOESTIMA. QUE NO ESTÉ A GUSTO CONSIGO MISMA, SEA MUY AUTOCRÍTICA, NO SE SIENTA BIEN EN SU CUERPO… AUNQUE TAL VEZ ESO MISMO LES SUCEDA TAMBIÉN A MUCHOS HOMBRES. 

Todo el mundo tenemos problemas de autoestima. Una parte fundamental de ésta tiene que ver con cómo se nos ha mirado desde pequeñas y desde pequeños. Tanto hombres como mujeres, según la experiencia que hayamos tenido, podemos tener problemas de autoestima y, de hecho, se tienen. Pero sí es verdad que, cuando se introduce una perspectiva de género, de ver en qué afecta la mirada de la sociedad en una mujer y un hombre, las mujeres tenemos una doble desventaja o factores que influyen en nosotras más negativamente que en los hombres, a nivel de autoestima. La sociedad, en general, nos enseña a ser muy críticas, a nivel de físico, por ejemplo. El físico de una mujer siempre ha sido bastante más mirado, examinado y cuestionado. El físico y la ropa. Hay una mirada más crítica hacia la mujer, que nosotras interiorizamos. Y, a su vez, sobre todo cuando hablamos de mujeres que tienen más interiorizados los roles tradicionales, los papeles de la mujer no han sido nunca valorados adecuadamente y eso también tiene que ver con que una no valore aquello que desempeña. A nivel social no hay una valoración igual de la mujer que del hombre, y eso nos influye. Tenemos un handicap más. En una sociedad machista, la valoración de la mujer siempre va a ser menor.

 

ES COMÚN QUE LA MUJER DEPOSITE SU AUTOESTIMA EN OTROS. Y SE SIENTE EGOÍSTA SI PIENSA EN ELLA MISMA, SI QUIERE CUIDARSE.

A las mujeres se nos ha enseñado a ocuparnos y cuidar de los demás. Y aunque a nivel mental tenemos muchas cosas trabajadas y más claras, tiene todavía un peso muy grande interiormente el hecho de que haya que ocuparse de otros sobre todo y antes que de una misma. Existen muchas dificultades en ocuparse de una y hacerlo sin culpabilidad. Y ese estar atentas al otro hace también que nosotras nos valoremos cuando se nos valora desde fuera. Ponemos demasiada atención en los otros, tanto para cuidarles como para que nos valoren.

MEJORAR LA AUTOESTIMA REQUIERE DE UN TRABAJO, DE UN ESFUERZO, DE UN PROCESO DE CONOCERSE, ACEPTARSE, QUERERSE. ¿CÓMO SE PUEDE EMPEZAR A TRABAJAR?

Creo que hay un punto muy importante, que es parar y mirarse. A veces vamos totalmente aceleradas, haciendo, haciendo, haciendo, constatando una especie de malestar pero sin saber muy bien de dónde viene. Creo que el primer punto es parar, mirarse y sentirse. Y a partir de ahí, empezar a desarrollar una escucha con nosotras. Yo siempre comento que, una vez empezamos a escucharnos, un punto por el que podemos comenzar a trabajar la autoestima es empezar a cuidarnos. Cuidarnos va a suponer muchas cosas en nuestra vida, porque vamos a tener que buscar tiempo para nosotras, vamos a tener que negociar los tiempos, vamos a tener que atender nuestras necesidades, ir viendo cuáles son… Todo ello empieza a generar un proceso de descubrimiento y de trabajo. Hablo de cuidarse a todos los niveles; esto engloba muchas cosas. Nos va a suponer hacer muchas cosas, desde aprender a negociar, a poner límites… Va a conllevar toda una serie de aprendizajes. E ir valorando todo aquello que vemos que podemos hacer y sabemos hacer.

 

QUIZÁ RESULTE MÁS SENCILLO HACER ESTE PROCESO ACOMPAÑADAS, EN UN TALLER DE AUTOESTIMA.

Cuando las mujeres participamos en grupos de mujeres que hablamos de lo mismo y nos pasa lo mismo, el grupo en sí da mucha energía y motiva mucho. Los grupos son un regalo, una oportunidad muy buena para trabajar. Hay que empezar  a eliminar esa visión de que, cuando participas en un grupo, es porque te pasa algo. Creo que partimos de un error. Puedo sentirme mal y desear ir a un sitio o puedo sentirme bien pero darme cuenta de que tengo aún mucho que aprender. Como cuando voy a aprender inglés. Los grupos son espacios muy gratos, donde la gente se conoce y se hacen amigas.

 

DEL CONCEPTO DE EMPODERAMIENTO ESTAMOS ESCUCHANDO HABLAR MÁS RECIENTEMENTE. ¿PRIMERO SE DEBE MEJORAR LA AUTOESTIMA Y LUEGO COMENZAR A EMPODERARSE?

A mí me cuesta un poco separar. Empoderamiento es una palabra que, ya de por sí, está hablando de un proceso. Es un proceso de ir haciéndonos con cotas de poder a nivel social, a nivel de relaciones y a nivel personal. Dentro de ese proceso, hay que desarrollar muchas herramientas, hay que trabajar esferas. Y la autoestima es una de las esferas centrales en lo que son los procesos de empoderamiento. Pero yo creo que no hay que separar.

 

¿CÓMO PODRÍAMOS DEFINIR EMPODERAMIENTO DE UNA MANERA SENCILLA?

Es una palabra que nos ha venido de fuera. Se trata de un proceso por el que nos vamos haciendo con cotas de poder; nos vamos haciendo poderosas, teniendo muy claro que no es un poder por encima de nadie ni a costa de nadie. A nivel social, quiere decir que vamos desarrollando herramientas que nos permiten estar en espacios y en lugares nuevos, diferentes, de poder o liderazgo, de todo tipo. A nivel de relaciones, empoderamiento quiere decir que nos vamos colocando en un lugar de igual a igual con los demás. Y a nivel personal, que vamos desarrollando capacidades que nos hacen sentir más dueñas de nuestra vida. Porque el empoderamiento también tiene mucho que ver con poder decidir; con sentir que estoy en lugares en los que puedo decir, hablar y decidir. Se trabajan muchas cosas en empoderamiento, desde autoestima, a capacidad de comunicación, de resolución de problemas, de toma de decisiones…

 

¿QUÉ TIPO DE ACTIVIDADES Y TÉCNICAS SE LLEVAN A CABO EN UNA ESCUELA DE EMPODERAMIENTO?

Hay talleres de muchos tipos, de cara a ayudarnos a ir sintiendo que nos vamos capacitando. Desde cursos para hablar en público o de historia, hasta aquellos que trabajan la subjetividad femenina, en lo psicológico. Los talleres que yo realizo pueden ser de autoestima, emociones, aprender a comunicarse en las relaciones… Son cosas muy sencillas. Vamos aclarando conceptos y vamos viendo qué es lo que nos impide hacer algo que ya sabemos hacer. Aprendemos técnicas. Aprendemos a relajarnos, respirar, hacer juegos, revisar los pensamientos negativos que nos hacen daño…




No hay comentarios

Añadir más

Deja un comentario