Un año del Team Látigo Boxing de Errenteria (info ampliada)

boxeo

EL CLUB CUENTA CON 18 DEPORTISTAS FEDERADOS, ENTRE LOS QUE DESPUNTAN VARIOS, COMO EL JOVEN CADETE DE 16 AÑOS SEBASTIÁN “LÁTIGO” PÉREZ

POR EVA DOMINGO 

(Entrevista completa a Sebastián Pérez Inciarte, presidente y preparador del Club, al final del reportaje)

El Team Látigo Boxing Club de Errenteria nació hace un año, con el objetivo de «ofrecer a la juventud del pueblo la posibilidad de practicar boxeo aprendiéndolo desde su base, con la seguridad de que su esfuerzo no cae en saco roto y haciendo hincapié en lo más esencial, que es la técnica». Así se lo explica a HIRIAN Sebastián Pérez Inciarte, presidente y preparador de esta entidad deportiva, quien se muestra «muy contento y sorprendido de lo bien que nos ha ido todo en el club» en este arranque.

En febrero de 2012 entrenaban a descubierto, en la pista de atletismo del campo de fútbol de Beraun, «entre atletas y futbolistas que nos miraban sorprendidos, a 4 grados bajo cero, sin un sitio donde practicar nuestra actividad». Pero la cosa cambió a raíz de subir unos vídeos sobre su situación a Youtube y lograr la confianza del Ayuntamiento de Errenteria, tras mantener reuniones y presentarle un proyecto. «Conseguimos que el Patronato de Deportes de la villa, para el que no tengo palabras para agradecerle lo bien que nos está tratando, nos cediese un hueco en el polideportivo, donde estamos entrenando sin apenas material. Porque nuestra estancia allí es eventual, pero estamos agradecidos de tener un sitio resguardado», añade Pérez.

El Team Látigo, del que también es preparador Víctor Dos Santos, cuenta en este momento con 18 boxeadores federados, a los que se esfuerza en enseñar bien la parada de combate, las diferentes guardias, la gama de golpes, los desplazamientos, ballesteos, fintas o esquivas. En definitiva, y en palabras del presidente, «todo lo que lleva un aprendizaje desde lo más básico a lo más complicado, pero paso a paso, que es como se deben aprender las cosas».

De momento se han descartado posibles nuevas fichas por falta de espacio. «Espero que en un futuro, y con una instalación un poco más adecuada, el número de deportistas suba muchísimo», señala el presidente. Un gimnasio bien acondicionado es el reto que más les apremia. «Es de vital importancia que la instalación vaya acorde con las necesidades de la actividad, dado que es un punto fortísimo para lograr buenos deportistas». El esfuerzo del club se centra en preparar bien a los boxeadores que quieran competir y aspira a empezar a organizar veladas; «no muchas, pero sí de calidad. Queremos ofrecer algo de interés, divertido, diferente, aunque con la crisis es aún más difícil, y hacer que el público se entusiasme otra vez con el boxeo».

Pérez Inciarte se refiere ilusionado a los boxeadores del club. «Todos son grandes deportistas, pero hay unos cuantos que están preparados para competir y alguno ya ha debutado con victoria», apunta.

Destacan Sebastián Látigo Pérez, Aitor Uzkudun, Osmel Cuba Martínez, Fernando Pantera Macole, Mohcine Ramli u Oscar Palomino. «Y luego hay chicos que tienen que apurar más sus entrenos, porque para subir a un boxeador al ring tiene que convencernos en los entrenamientos».

Látigo Pérez, cadete de 16 años, es hijo del presidente del club y se han interesado por él la Federación Española de Boxeo y el Centro Superior de Deportes.

Comenzó a ser entrenado por su padre en la etapa de boxeador de éste, cuando era un niño de ocho años. «Ya entonces me sorprendió su facilidad de aprendizaje», relata Pérez padre. El chaval debutó con 14 años, y ahora tiene un palmarés de siete peleas, seis victorias (una por k.o.), cero nulos y una derrota.

Es campeón honorífico de Gipuzkoa y de Euskadi 2012. «Es honorífico porque en los últimos campeonatos de Gipuzkoa y de Euskadi a los que lo presentamos no hubo rival que quisiera enfrentarse a él y los que hubo fueron retirados de la competición por sus entrenadores, por la calidad técnica y la gran pegada de Látigo», cuenta su padre. Ha vencido a campeones de Euskadi de distintas categorías y a púgiles poseedores de otros títulos.

La única derrota de Sebastián Látigo Pérez se produjo en 2012 frente a un boxeador bilbaino de 23 años muy experimentado, con más de treinta peleas en su palmarés. Al término del combate, el de Errenteria pidió la revancha, pero aún no se ha dado la ocasión de un nuevo enfrentamiento entre ambos. El pasado agosto este joven boxeador fue convocado por la Federación Española de Boxeo para asistir a una concentración con el seleccionador Rafael Lozano, trimedallista olímpico. «Látigo volvió muy satisfecho por los conocimientos adquiridos y me felicitaron por su saber estar y su compromiso con los entrenamientos», señala el presidente. En diciembre participó en una nueva concentración, en Salamanca.

Su propósito pasa por «hacer una carrera amateur importante, aprendiendo con los mejores, para que el paso al profesionalismo lo encuentre en las mejores condiciones físicas y técnicas».

Preguntamos al presidente del Team Látigo Boxing Club por la situación del Boxeo en Gipuzkoa y nos recuerda que la crisis está pegando duro a todos los deportes. «Pero, al margen de ello, el boxeo guipuzcoano no goza de un buen momento. Hay muy pocas veladas, solo somos cuatro clubs y no estamos muy bien avenidos», lamenta. Y muestra el compromiso de su club para contribuir a que el boxeo guipuzcoano «resurja de sus cenizas».

 

ENTREVISTA A SEBASTIÁN PÉREZ INCIARTE, PRESIDENTE Y PREPARADOR DEL TEAM LÁTIGO BOXING 

 “Somos cuatro clubs de boxeo en Gipuzkoa y no estamos bien avenidos”

 

El pasado mes de diciembre se cumplió un año de la fundación del Team Látigo Boxing Club de Errenteria. ¿Con qué objetivos nace y qué balance hace de este primer año de andadura?

Estoy muy contento y sorprendido de lo bien que nos ha ido todo en el club. El objetivo es crear un club de boxeo y ofrecer a la juventud errenteritarra la posibilidad de practicar boxeo aprendiéndolo desde su base, con la seguridad de que su esfuerzo no cae en saco roto, haciendo hincapié en lo más esencial, que es la técnica, de manera que conozcan bien lo que es la parada de combate, las diferentes guardias, la gama de golpes, los desplazamientos, ballesteos, fintas, esquivas… Todo lo que conlleva un aprendizaje desde lo más básico a lo más complicado, pero paso a paso, que en mi opinión es como se deben aprender las cosas.

El balance es muy positivo. En el mes de febrero de 2012 estábamos entrenando en la calle, concretamente en la pista de atletismo del campo de fútbol de Beraun entre atletas y futbolistas que nos miraban sorprendidos, a 4º bajo cero, sin un sitio donde practicar nuestra actividad. Pero, bueno, yo soy una persona luchadora y con una gran autoestima. Subí vídeos a youtube dando cuenta de nuestra situación y el Ayuntamiento de Errenteria se hizo eco de ello. Con reuniones y presentando el proyecto, pusieron su confianza en nosotros y conseguimos que el Patronato de Deportes de la villa, para el que no tengo palabras para agradecer lo bien que nos están tratando, nos cediese un hueco en el polideportivo. Allí estamos entrenando sin apenas material, porque nuestra estancia en el polideportivo es eventual pero, como digo, estamos agradecidos de tener un sitio a cubierto.

Ahora mismo contamos con 18 boxeadores federados y hemos tenido que cerrar las nuevas fichas por falta de espacio. Espero que en un futuro, y con una instalación un poco más acorde, el número de fichas suba muchísimo.

¿Qué retos se plantea el club de cara al futuro?

Para el futuro lo que más nos apremia es conseguir crear un gimnasio bien acondicionado. Creo que es de vital importancia que la instalación sea acorde a las necesidades de la actividad. Porque éste es un punto fortísimo para conseguir buenos deportistas.

Además, quiero preparar bien a los boxeadores que quieran competir y poder empezar a organizar veladas, no muchas pero sí de calidad. Nos gustaría ofrecer al aficionado algo de interés, divertido, diferente, aunque con la crisis que estamos pasando es aún más difícil. Tenemos grandes ideas para hacer que los aficionados disfruten de las veladas y que el público se entusiasme otra vez con el boxeo.

Otra de nuestras intenciones pasa por presentar un número importante de boxeadores a los diferentes campeonatos a los que asistamos: el Campeonato de Gipuzkoa, el Euskaldun y el Nacional, si es posible.

Háblenos de las actividades que está desarrollando ahora el club y de sus deportistas.

Hemos asistido a una velada con resultados estupendos y también hemos acudido a varios Intergims en Bilbao, porque en Gipuzkoa hay muy pocas veladas y a las que hay, por desgracia, no se nos invita. No sabemos por qué sucede esto, pero imagino que es porque el Team Látigo Boxing ha demostrado que de la nada se puede llegar al todo en poco tiempo. Nosotros vamos en ese camino, buscando ese todo a base de trabajo y de lucha y eso hay veces que a otros clubs les incomoda un poco, aunque espero que esa situación cambie por el bien del boxeo.

Por otra parte, sobre los boxeadores del Team Látigo Boxing diré que todos son grandes deportistas, pero hay unos cuantos que están preparados para competir y alguno ya ha debutado con victoria. Tenemos a Sebas Látigo, que va imparable, a Aitor Uzkudun, Osmel Cuba Martínez, Fernando Pantera Macole, Mohcine Ramli,Oscar Palomino, y luego hay chicos que tienen que apurar más sus entrenos porque, para subir a un boxeador al ring, o me convence en los entrenamientos o no sube. Creo que es lo acertado.

No quiero dejar pasar la oportunidad de nombrar a Cesar Cepeda López, un boxeador madrileño con el que el Team Látigo Boxing se ha volcado en un apoyo incondicional. Era un gran boxeador y una negligencia médica lo apartó de los cuadriláteros de por vida; tuvo una lesión en su mano izquierda y le operaron la derecha. Hemos participado en un vídeo y le hemos apoyado moralmente con mensajes de ánimo, porque ha estado seis años luchando por un juicio. Estamos orgullosos de pertenecer al “batallón Cepeda”.

Destaca entre sus boxeadores Sebastián Látigo Pérez, por el que se han interesado la Federación Española de Boxeo y el Centro Superior de Deportes. ¿En qué momento está, qué planes tiene y a qué aspira este boxeador?

Lo de Sebastián Látigo Pérez es un poco largo de contar. Es mi hijo, un boxeador cadete de 16 años al que empecé a entrenar en mi etapa de boxeador y posteriormente de entrenador hacia el año 2004, cuando contaba 8 años de edad. Ya entonces me sorprendió la facilidad de aprendizaje que tenía. Debutó con 14 años. Ahora tiene un palmarés de siete peleas, seis victorias (una por ko), cero nulos y una derrota. Es campeón honorífico de Gipuzkoa y de Euskadi 2012, y es honorífico porque en los últimos campeonatos de Gipuzkoa y de Euskadi a los que lo presentamos no hubo rival que quisiera enfrentarse a él, y los que hubo sus entrenadores los retiraron de la competición por la calidad técnica y la gran pegada de Látigo.

Entre sus rivales puedo nombrar a púgiles a los que ha vencido, la mayoría poseedores de algún titulo. Venció a Jon Fernández (campeón de Euskadi cadete 2011), Eneko Amigo (campeón de Euskadi junior 2011), Peio Etxeberria (campeón de Euskadi élite 2011 y medalla de bronce en el Campeonato de España 2011), Jonathan Tipan (medalla de plata cadete en el torneo Villa de Madrid 2011).

La derrota se produjo en 2012 a los puntos, frente a un boxeador bilbaino de 23 años muy experimentado, con más de 30 peleas en su palmarés, de las cuales alrededor de diez eran de neoprofesional, y aun así el primer asalto cayó del lado de Látigo. Al acabar el combate, Látigo pidió enseguida la revancha, pero no se ha dado la ocasión de enfrentarse de nuevo a él.

Esta situación no ha frenado las ganas ni la ilusión de este fantástico púgil; por el contrario, le ha dado más fuerza para seguir adelante y trabajar a tope. En agosto de 2012 fue convocado por la Federación Española de Boxeo para asistir a una concentración con el seleccionador nacional Rafael Lozano, trimedallista olímpico y uno de los responsables de la Selección Española de Boxeo en Madrid, de donde Látigo volvió muy satisfecho de los conocimientos adquiridos y me felicitaron por el saber estar de este chico y su compromiso con los entrenamientos.

En septiembre, apenas un mes después de dicha convocatoria, nos volvieron a llamar, esta vez para asistir a otra concentración en el mes de diciembre en Béjar (Salamanca). Por este motivo, no me preocupa que no pelee en competiciones oficiales. Lo estamos preparando a conciencia en el gimnasio y los resultados están siendo fantásticos. Creo que, si consigue hacerse un lugar en la Selección, peleará mucho más de lo que pensamos, porque en la Selección las peleas internacionales están a la orden del día. Es el propósito que él mismo se ha impuesto; hacer una carrera amateur importante, aprendiendo con los mejores, para que el paso al profesionalismo lo encuentre en las mejores condiciones físicas y técnicas.

¿Cómo observa la situación del boxeo en Gipuzkoa?

La crisis está pegando duro a todos los deportes y también al boxeo, pero dejando eso al margen, el boxeo guipuzcoano no goza de un buen momento. Hay muy pocas veladas, solo somos cuatro clubs en Gipuzkoa y no estamos muy bien avenidos. Todo lo contrario que el boxeo vizcaíno, donde se tiran los trastos a la cabeza, pero al final el bollo se lo están comiendo ellos, porque se unen a la hora de organizar eventos. Nosotros deberíamos aprender y dejar de quedar como los tontos del boxeo vasco.

Yo tengo intención de organizar cosas y seguro que, con el tiempo, empezaré a hacerlo. Tengo grandes amigos en toda España, gente que me conoce por ser un luchador comprometido con el boxeo, un poco testarudo y directo, pero con grandes proyectos que, por mi trayectoria, sé que llegarán a buen puerto. Por eso estoy tranquilo y voy muy despacio, sin correr pero dejando huella en las personas que me conocen y que saben que vamos muy en serio en esto. Sé que, si algún día necesito algo, no dudarán en venir a Gipuzkoa a participar en las veladas que organicemos y que podrán aconsejarme de la mejor manera posible, para que todo vaya sobre ruedas.

El Team Látigo Boxing Club de Errenteria es un equipo serio que cuenta en sus filas con gente comprometida, para que el boxeo guipuzcoano vuelva a resurgir de sus cenizas. Mi mano derecha y preparador del Team Látigo Boxing, Víctor Dos Santos, y yo mismo como presidente y preparador de este humilde club, es lo que nos hemos propuesto y con la ayuda de nuestros boxeadores estoy seguro que lo vamos a conseguir.




Hay 2 comentarios

Añadir más

Deja un comentario