Donostia ofrecerá un servicio de alquiler de coches eléctricos por horas

El Ayuntamiento de Donostia y Donostiabus van a participar, junto con otras ciudades y organismos europeos, en un “innovador proyecto piloto” llamado SmartCEM (Connected Electro Mobility), que se pondrá en marcha en enero de 2012 y se desarrollará durante 30 meses. La iniciativa se materializará con la puesta en marcha en la ciudad de un servicio de car-sharing o alquiler de vehículos eléctricos.

El proyecto incide en la movilidad eléctrica que se espera se desarrolle en los próximos años en las ciudades. En Donostia, ese cambio de comportamiento se valorará con los clientes del sistema de car-sharing a instalar. En dicho sistema se controlarán factores tales como los kilómetros recorridos, tiempos, trayectos realizados, número de cargas realizadas, tiempos de cada carga, entre otros. Para ello se va a convocar un concurso público para el establecimiento del servicio car-sharing en Donostia. Dicha propuesta constará con un mínimo de seis coches eléctricos ubicados en los barrios de Gros, Antiguo y Centro y que se podrán utilizar por horas o para desplazamientos concretos. Se reservarán plazas en la vía pública para dichos vehículos, que incluirán los postes de carga. Se dará la oportunidad de aumentar el servicio en otros seis coches, con sus correspondientes ubicaciones, que deberán ser propuestas por los licitadores, incluyendo en estas nuevas ubicaciones los polígonos industriales de la ciudad.

La Unión Europea aportará a Dbus 85.025 euros y al Ayuntamiento 44.436 euros por su participación en dicho proyecto europeo. Participan también en la iniciativa otras ciudades y entidades. Entre ellas está la Diputación Foral de Gipuzkoa, así como las ciudades de Barcelona y Turin, la Universidad de Newcastle, entidades como Tecnalia o el Cluster de Movilidad y Logística de Euskadi, Ertico en Bélgica, NEC Europe y Gateshead College en el Reino Unido, o Idiada y el RACC en Cataluña.

RESERVAS ONLINE Y POR TELÉFONO

El sistema de car sharing deberá contar con la gestión de información y reservas online y por teléfono, que haga que su utilización por parte del usuario sea lo más ágil posible. Dicho sistema deberá ser totalmente bilingüe (euskera y castellano). Los coches estarán localizados por sistema GPS y el sistema de navegación del vehículo deberá incluir una aplicación para el diseño y cálculo de la ruta a seguir, así como de los puntos de recarga disponibles.

El objetivo que se persigue es que, con esta primera experiencia de car-sharing, pueda posibilitarse a la ciudadanía desplazarse y moverse sin necesidad de vehículo propio, complementando de modo puntual el car sharing a la utilización habitual del transporte público. Se prevé, además, que la tarjeta de transporte público pueda ser utilizada también para acceder a dicho servicio.

 




No hay comentarios

Añadir más

Deja un comentario