“Si consiguiese una medalla en Londres, sería increíble”

ALEX PRIOR MAJÓN ES ESGRIMISTA DEL CLUB DEPORTIVO FORTUNA

SANDRA MARTÍN. Álex Prior Majón es un joven donostiarra de 20 años que compagina sus estudios en la Facultad de Químicas con los entrenamientos de esgrima en el Club Deportivo Fortuna. Ha sido el primer vasco que ha logrado clasificarse para un Campeonato del Mundo de Esgrima en silla de ruedas y a finales de enero luchará por conseguir una plaza para los Juegos Paralímpicos de Londres 2012.

¿Cómo fue el Campeonato del Mundo en Catania (Italia), en el que participó a mediados del mes de octubre?
Individualmente hice un buen resultado. Quedé en el puesto 21, que es una buena posición de cara a Londres. Pero el mejor resultado fue en equipo con espada; quedamos cuartos a nivel mundial, y eso da muchas ganas de seguir entrenando para el objetivo de Londres.

¿Qué se siente al ser el primer vasco que se ha clasificado para un Campeonato del Mundo?
Algo increíble. El mero hecho de clasificarme me hace sentir orgulloso, con más ganas de ir  a Londres y hacerlo bien.

¿Alguna vez había pensado que llegaría el día en que competiría por una plaza para los Juegos de Londres 2012?
La verdad es que no. Cuando empecé a competir en silla de ruedas, hace algo más de medio año, mi objetivo era que los demás miembros del equipo nacional no me dejasen a cero; quería poder tocarles al menos una o dos veces. Pero empecé a entrenar, a adquirir experiencia, me enseñó mucho el maestro, muchos trucos, y vi que lo podía intentar. Empecé a ir a las Copas del Mundo. La primera fue en abril, en Málaga, donde conseguí la mejor clasificación de España con el sable. Ahí me planteé: “¿Por qué no?”. Vi que podía intentar competir a un nivel importante.

¿Qué aspiraciones tiene?
En relación a los Juegos Paralímpicos, lo primero que me gustaría es clasificarme. Luego, una vez llegado allí, todo puede pasar. Y si consiguiese una medalla en Londres, sería algo increíble. Todavía queda una última prueba, que es a finales de enero en Alemania, concretamente del 26 al 29. Eso dará una puntuación final que será la que decida si me clasifico o no.

¿Cuántos años lleva practicando esgrima?
Esgrima normal, a pie, alrededor de cuatro años, y en silla desde febrero de este año. Tengo una enfermedad de nacimiento, perthes, que es una malformación del fémur. El maestro me comentó que podíamos mirar si tenía la discapacidad necesaria para competir en silla. Yo hasta entonces no tenía ni idea de esa posibilidad. Hicimos las pruebas y, efectivamente, tenía la discapacidad justa. Me valoraron y, como vi que tenía más posibilidades de llegar a los Juegos Olímpicos con la silla, decidí dedicarme fuertemente a ello.

¿Por qué este deporte?
Uno de los motivos es mi enfermedad. Aunque siempre me ha gustado el fútbol y el baloncesto -lo típico-, llegaba cierto momento en el que no podía más, por el dolor, entre otras cosas. Un verano me apunté a esgrima en los cursillos de Uda y este deporte me enganchó. Vi que a nivel físico podía estar a la altura, que podía hacerlo tranquilamente y que con un poco de entrenamiento podría llegar a un buen nivel. Y aquí estoy, enganchado del todo. Soy tirador de a pie, de silla y también entrenador nacional. Tengo mi grupo en el Club Deportivo Fortuna, y cuando por algún motivo el maestro no puede entrenar o ir a una competición con los chavales, soy yo quien va en su lugar.

¿Qué le aporta el esgrima?
Me aporta un sentimiento que no me ha dado ningún otro deporte. Se dice mucho que es un deporte individualista, aunque para mí es todo lo contrario. Una sola persona no puede desarrollarse en él, porque se necesita el apoyo del maestro y del resto de compañeros para poder llegar a un buen nivel. Es cierto que este deporte transmite la sensación de que es individualista, pero antes de llegar a esa competición individual, esa persona ha tenido que entrenar con alguien, no solo con el maestro, sino con más gente de otros clubes. Aparte de rivales, hay amigos. No todo es rivalidad. Hay mucho compañerismo.




No hay comentarios

Añadir más

Deja un comentario